Change for Equality
 

Navigation

Detenciones, prohibición de viajar e intimidaciones contra las activistas

Thursday 4 December 2008


Miércoles 5 de noviembre de 2008

Traducción de Lorenzo Higueras Martínez

Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán: (27 de octubre de 2008) El gobierno iraní ha incrementado sustancialmente la persecución y enjuiciamiento de las las mujeres activistas por los derechos humanos en los últimos días. Estas acciones son la respuesta al informe del Secretario General de la ONU pidiendo a Irán que ponga fin a sus medidas represivas contra las activistas por los derechos humanos.

En el informe del 20 de octubre de 2008, el Secretario General ha observado "un aumento de la represión en el pasado año sobre el movimiento por los derechos de las mujeres" y que " el activismo por los derechos de la mujer es a veces planteado por el Gobierno iraní como implicado en las amenazas externas a la seguridad el país. "El Informe se refiere específicamente a los organizadores de la "Campaña por Un millón de Firmas [que] informan afrontar la detención y la intimidación por parte de las autoridades".

Durante las últimas dos semanas, los agentes de seguridad se han concentrado en los miembros de la Campaña por Un millón de firmas, que promueve la igualdad de género en las leyes iraníes, con detenciones, citaciones y prohibiciones de viajar.

La Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán instó al gobierno iraní a poner fin a sus medidas injustificadas y represivas contra activistas pacíficos.

"Las acciones de las autoridades iraníes demuestran un sistemático y constante esfuerzo para acallar a las mujeres activistas por los derechos humanos en Irán, que ha sido condenado ampliamente por la comunidad internacional, incluido el reciente Informe del Secretario General de la ONU" ha dicho Hadi Ghaemi, portavoz de la Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán.

El 26 de octubre de 2008, agentes de seguridad impidieron Sussan Tahmasebi, miembro de la Campaña por Un Millón de Firmas, abandonar Irán para visitar a su familia en el extranjero y confiscaron su pasaporte. Posteriormente, los agentes de seguridad registraron la casa de Tahmasebi y confiscaron su ordenador, CDs, libros, escritos, textos sobre la construcción de la paz y otras pertenencias personales. Se le ha conminado a comparecer ante el tribunal dentro de los tres días.

Tahmasebi dijo a Cambio para la Igualdad, la web de la Campaña por Un Millón de Firmas: "Es esta la cuarta vez que funcionarios de seguridad me han impedido viajar bajo diferentes pretextos. A pesar de mis reiteradas preguntas no se me dio ninguna información sobre el motivo de su acción y cuál es la razón por la que se me requiere en los Tribunales Revolucionarios".

Tahmasebi se encuentra entre el conjunto de activistas por los derechos humanos a quienes se les ha prohibido viajar al extranjero en los últimos meses.

El viernes 17 de octubre, Parastoo Alahyaari, otro miembro de la Campaña por Un Millón de Firmas, estaba en el Parque Laleh de Teherán con otros activistas, cuando oficiales de seguridad ordenaron a su grupo dispersarse. Alahyaari y otros recibieron la orden de presentar sus tarjetas de identificación, tras preguntar la razón por la que se les ordenaba dispersarse. El 18 de octubre, los agentes de seguridad registraron su casa y confiscaron su ordenador portátil, CDs, libros, álbumes de foto y materiales relacionados con la Campaña por Un Millón de Firmas.

La estudiante de graduado universitario en la Universidad Estatal de California Esha Momeini está detenida en régimen de incomunicación en la Sección 209 de la prisión de Evin desde el 15 de octubre de 2008. Fue detenida mientras realizaba una investigación para su tesis sobre el movimiento por los derechos de la mujer en Irán. La Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán expresó su grave preocupación por su salud y seguridad. La detención se realizó cuando se sometía a una operación para extraérsele unas piedras del riñón. Existen temores de que Momeini sea objeto de malos tratos por los funcionarios del Ministerio de Inteligencia que dirigen la Sección 209. No ha recibido atención médica alguna y se le niega el acceso a su abogado y la familia.

"Toda vez que se vulnera a la fuerza la libertad de circulación pacífica de las mujeres activistas por los derechos humanos y se trata de intimidar a otras y evitar la investigación, las autoridades iraníes están demostrando su absoluto desprecio por las Naciones Unidas y las normas de derechos humanos a los que se habían comprometido", dijo Ghaemi .

La Campaña está apelando a las autoridades iraníes para que liberen inmediatamente a Momeini y devuelvan el pasaporte a Tahmasebi. La campaña insta al Gobierno a cooperar con las agencias de las Naciones Unidas y con los organismos sociales civiles internacionales para que tratan de ayudar a Irán en cumplimiento de sus obligaciones internacionales de los derechos humanos.

Reply to this article

 

Follow-up of the site's activity RSS 2.0 |صفحه اول | Site Map | Private area | SPIP